Aztikeria Teatro

Entradas recientes

Síguenos

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Youtube Síguenos por RSS

Porque los lectores prefieren el cambio

Lorena de la Parra • 21/Mayo/2012 9:05 PM • Coméntala ()

Cuando escuché (o vi en la pantalla) la propuesta del tema para esta edición1 me sonó un poco a libro de superación personal. "El cambio", pensé. "Las siete leyes del cambio por Deepak Chopra", pensé (ignoro si este señor tiene un título así pero no me extrañaría nada). Claro que visto de ese modo es un tema que engendra prejuicios como muchos temas que la psicología postmoderna y barata que se encuentra en la sección de "literatura" del Sanvorns2 puede engendrar.

A mí, al menos, me parece que esta "literatura" es capaz de desvirtuarlo todo. Las relaciones, por ejemplo. En su afán por ayudarnos a comprenderlo todo (¿será ése su afán o más bien: venderlo todo?) le ponen título a cualquier tipo de relación o experiencia. El bullying es uno de mis favoritos. Una nueva y democrática visión de una experiencia humana que ha existido desde tiempos inmemoriales pero que hoy, como cualquier otra cosa, es motivo de escándalo. Otros temas muy socorridos son las formas de comer (comer mucho, comer poco, qué comer, lo malo que es no comer, lo terrible que es comer mal) o el sexo ("la sexualidad" si hablamos su idioma) o el amor (lo que sea que llaman así). Nuevos y cambiantes manuales (porque las reediciones aparecen cada año) que nos ayudan a "mejorar como individuos", a ser seres más "evolucionados y completos en todos los aspectos de nuestras vidas"... según ellos.

Entonces decidí que ahí, frente a mí y frente a cualquiera que se dé una vuelta al Bips más cercano, se desplegaba un ejemplo de cambio. Según Lipovetski, en la postmodernidad los individuos (algunos) se autorregulan mediante sus elecciones: "Elijo una vida más sana, elijo hacer ejercicio, elijo cuidar mi mente y mis relaciones y mi manera de comer... " ("Choose life", como diría Renton). Y no es que estas conductas en sí sean motivo de censura, sin embargo, resulta harto dudoso que la "literatura" que promueve estas autorregulaciones sea la más popular hoy en día.

¿Qué está pasando? El Quijote o Crimen y castigo cada vez son menos atractivos en comparación con Los hombres las prefieren cabronas. ¿Se trata de un cambio que podríamos considerar como una suerte de decadencia o, en realidad, siempre ha sido así? Quizá no hay un cambio en las tendencias, quizá lo inmediato y lo fácil siempre obtendrá el favor del público. No lo sé y tal vez tampoco lo sabía el excelentísimo Germán Dehesa, quien por disposición del "cambio" se nos ha ido, pero él sí que no perdía una oportunidad para lamentarse en sus clases de este nuevo y avasallador imperio "literario". Imperio que al parecer está cambiando El sur por El secreto y La guerra y la paz por La inteligencia emocional. Y es que si los motivos para leer son "mejorar como individuos", ser más exitosos o más flacos o que tus hijos ya te hablen (como dice la Ghandy), la literatura (sin comillas, ésa que suena a examen del viernes) no tiene nada que hacer ante este cambio.


___________________________
1 Originalmente este artículo pertenecería a la revista online La idea lista, cosa que no pasó por extraños manejos editoriales. Así que decidí publicarlo por este medio, mucho más cercano e íntimo.
2 Porque no sé si sea legal escribir sus nombres originales.

Categorías:

Etiquetas: , , , , ,

Escribir un comentario

VER ARCHIVOS »

esto es el
BLOG
de Aztikeria Teatro

Archivo mensual

También puedes leer


Este blog tiene una
Licencia Creative Commons.